Crónica de nuestras fiestas: domingo 20

El segundo día de Fiestas -y primero de resaca en algunos casos- arrancó con el vigésimo campeonato nacional por parejas de Chito, concentrando a jugadores venidos de toda España. En este fin de semana donde el Cristo del Milagro es el protagonista, en honor a él se celebraron la Misa Mayor y la copa en la plaza, con la habitual afluencia de gente en ambos acontecimientos.

Por la tarde el fútbol local (trofeo de las fiestas patronales Villaviciosa vs Álamo) y el baloncesto fuera de Villaviciosa (final del Europeo) ocuparon la agenda de los villaodonenses, a los que siguió la procesión del Cristo, la ofrenda de los niños al Santo y la pequeña mascletá final. Ya por la noche tenía lugar el primero de los conciertos de estas Fiestas. Marilia, ex componente de Ella Baila Sola, se subió al escenario de la plaza mostrándose «encantada de volver a este pueblo tan bonito» y firmando un digno concierto descafeinado por la poca asistencia. Marilia, simpática y comunicativa, se ganó al público cantando un popurrí de canciones de otros artistas como Radio Futura o Héroes del Silencio pero, sobre todo, con los grandes éxitos de su anterior formación. «Cuando los sapos bailen flamenco», «Mujer florero», y, especialmente, «Amores de barra» -si escuchan la letra, canción que en algunos casos viene muy al pelo en unas fiestas patronales como las de Villaviciosa-. La discomóvil posterior, de la mano de Unika FM, trajo más gente, sobre todo joven, a la plaza.

El día se cerraba para dar paso a la tercera jornada de fiesta, de la de este lunes, con el primer encierro y mucha gente en las calles desde primera hora al ser festividad local.

Los comentarios están cerrados.