Detenido uno de los dos presuntos autores de una agresión sexual a una estudiante, cometida el pasado sábado en Villaviciosa

Los presuntos agresores son dos jóvenes de nacionalidad camerunesa, y la Policía está tras la pista del segundo. 

Según informa el diario El Mundo, una estudiante inglesa de 21 años fue agredida sexualmente el pasado sábado noche, presuntamente por dos hombres cameruneses en un descampado en Villaviciosa de Odón.

Uno de los presuntos agresores, de 21 años, fue detenido poco después por la Policía de Local de Villaviciosa. El otro implicado, de su misma nacionalidad y edad, podría estar ya identificado y los agentes están detrás de su pista desde la misma noche en que se produjo la violación.

La víctima declaró que se subió al autobús en Madrid y que durante el viaje hacia Villaviciosa fue acosada por los dos jóvenes. La chica pensó que se trataba de un episodio pasajero y se bajó del autobús en la parada del Zoco de Villaviciosa, donde se bajaron también más personas. Sin embargo, los dos jóvenes la siguieron  y cuando caminaba por la calle Juan de Herrera la agarraron por el cuello y la arrastraron hasta un callejón de tierra sin luces donde cometieron la agresión sexual.

Tras la violación la joven pidió auxilio a varias personas, quienes avisaron inmediatamente a la Policía Municipal.

A los pocos minutos uno de los agresores fue detenido por los agentes pero el otro logró escapar. Los agentes avisaron a la Guardia Civil, que atendió a la joven y activó el protocolo de actuación en caso del delito de agresión sexual.

El caso está siendo investigado por el equipo de Policía judicial del cuartel de la Guardia Civil de Villaviciosa de Odón.

Según fuentes de El Mundo“el detenido y su compinche llegaron desde Camerún a España con la ayuda de una ONG y solicitaron protección internacional en nuestro país por motivos políticos y sociales. En ese momento ya eran mayores de edad. Fueron acogidos por otra ONG que les facilitó un hogar durante un año y ayuda social mientras se tramitaba el estatuto de refugiado y trabajaban en distintos talleres de la entidad. 

Desde esta ONG se indicó ayer que desconocían lo ocurrido y que se extrañaban de los hechos de los que se les acusaban. Añadieron además que los acogidos reciben charlas de psicólogos para inculcarles el respeto a la mujer”.

 

Fuente: www.elmundo.es