El médico y vecino de Villaviciosa Carlos Valero Gil ya tiene su calle en el municipio

Peatonal, muy céntrica y pequeña. Así era hasta el pasado sábado la calle Gran Vía de nuestro municipio, que ha pasado a ser «muy grande». Y es que lleva el nombre de uno de los vecinos más queridos, a juzgar por las enormes muestras de cariño profesadas hacia la figura de Carlos Valero Gil, desde que nos dejase a finales de 2018.

A su viuda, Ángeles Santander, y a toda su familia, vecinos y amigos quisieron acompañarles en el emotivo acto de descubrimiento de la placa con el nombre de este médico, que durante casi cuarenta años contribuyó con sus conocimientos “humanidad y grandeza” a mejorar la calidad de vida de los villaodonenses.

El alcalde, José Jover, así lo manifestó además de añadir que con este acto “hemos querido honrar a nuestro vecino por su sabiduría, entrega y dedicación”. Un homenaje que a buen seguro a satisfecho los deseos de las numerosas personas que han solicitado un reconocimiento para recordar la figura de Carlos Valero.

Muy querido por los villaodonenses

Vinculado a Villaviciosa de Odón desde finales de los años 60, la actividad profesional de Carlos Valero fue siempre muy reconocida desde que en los años 80 abriera su consulta médica en la Plaza José Palancar, apenas a unos metros de donde tendrá su calle.

Fueron muchas las muestras de cariño dirigidas hacia la familia desde su fallecimiento. Siempre mostrando el respeto, la admiración y también los deseos de que se le pusiera una calle en su honor o se realizase algún homenaje que se ha hecho realidad.