«Mora en Villaviciosa» por Juan Bellido «Chocolate»

Le pedimos al banderillero villaodonense, padre de Juan José Bellido «Chocolate», que nos contase cómo vio él la corrida mixta de este domingo en las Fiestas de Villaviciosa. Juan nos lo resume en esta crónica.

Hay días en los que todo lo que se hace sale bien y el domingo Eugenio de Mora hizo pleno. Villaviciosa de Odón se le rindió en su plaza de toros, sin duda por la extraordinaria tarde que dio, plena de torería y conocimientos de los terrenos y tiempos necesarios para crear una gran obra torera.

Su primer toro no quiso ir al caballo, pero sí, y mucho, embistió a la muleta y el sexto fue un toro de vuelta al ruedo en el que De Mora (Toledo) estuvo hecho un grandioso torero y después de una entera y dos descabellos le concedieron el rabo de ese gran toro. Los toros de Baltasar Ibán, cuatro para los de a pie, fueron bravos para el caballo, a excepción del tercero, y como siempre dieron un juego interesante para el aficionado, que nunca perdió el interés, dada la seriedad que había en el ruedo.

Uceda Leal, con dos toros más exigentes, estuvo muy entregado. En el primer toro no se acordó de que tiene la Feria de Madrid a dos días y se acercó mucho a un toro no fácil, cortó dos orejas en su conjunto. El quinto fue el más difícil del cuarteto y José Ignacio lo despachó de una gran estocada

Ginés Cartagena rejoneó dos toros de Luis Terrón con mucho oficio y gran brillantez, cortando tres orejas y, junto a sus dos compañeros de cartel, se fue a hombros de la plaza.

Foto: Facebook Ayuntamiento Villaviciosa de Odón